Peques de 0-7 años

Harmonogram

Todas las actividades son para l@s peques con un acompañante (madre/padre o cuidador/a). Vivimos en una sociedad rodeados de móviles y pantallas de aparatos electrónicos que nos absorben durante una gran parte del tiempo. A veces es necesario desconectar y dedicar un tiempo exclusivo a tu hij@. Te lo queremos poner fácil ofreciéndote actividades que os ayudarán a fortalecer ese lazo que siempre os unirá. Sin duda uno de los mejores regalos que le harás, y que te harás.

Natación (no disponible hasta la apertura de nuestro local definitivo)

Los beneficios de la natación para l@s bebés y niñ@s sabéis que son muchos y muy positivos. Vosotros como acompañantes les daréis esa seguridad que necesitan vuestr@s peques para disfrutar en el agua. Poco a poco irán familiarizándose con el medio acuático. Nuestra metodología se basa en ir enseñando a l@s niñ@s con un suave gradiente, aplicando siempre el necesario para que puedan aprender, pero que a la vez disfruten de la actividad y creen recuerdos inolvidables. Los ejercicios y juegos planteados van enfocados al fortalecimiento, equilibrio, flotación, inmersión y relajación en el agua y se adaptarán al nivel y a la edad de cada peque.

Tenemos una piscina con agua a 30° con clorador salino que garantiza una doble desinfección a la vez que evita problemas oculares y dermatológicos. La duración de las clases es de 30 minutos, pero ese es el tiempo que váis a pasar en el agua dando clase. Debéis llegar con tiempo de antelación para cambiaros vosotros y cambiar a l@s peques (aprovechando que ell@s se pueden cambiar y duchar dentro de la zona de la piscina para que no noten los cambios de temperatura al salir) y estar list@s para meteros en el agua cuando llegue vuestra hora. También puede entrar un/a acompañante a prepara al/a la peque para la clase y después quedarse a ver lo bien que os lo pasáis a través de un ventanal que da a nuestras zonas comunes.

Si te interesa esta actividad, puedes rellenar el formulario de contacto para que tengamos tu correo electrónico y te podamos avisar cuando sepamos la fecha de apertura y comencemos con las inscripciones.

 

Música 

La música es un vehículo que refuerza el desarrollo integral del/de la niñ@ utilizando los recursos musicales de manera creativa, a través de juegos, movimiento, ritmos e incluso manualidades en caso de l@s más mayores para que comprendan cómo funcionan los diferentes instrumentos. L@s más pequeñ@s sentirán la música y cuánto más mayores, más disfrutarán de estas experiencias. La música, sus letras y sonidos ayudan a mejorar su lenguaje y favorecen la discriminación auditiva. Las clases de música también fortalecen sus habilidades sociales, su bienestar, su inteligencia y su memoria, refuerzan la imaginación y alimentan los sentidos. L@s peques sienten la música como un canalizador de emociones y una forma de expresarse y conocerse a si mismo a través de ella, la creación y la improvisación. ¿Hay una actividad más completa que esta?

 

Play & Sing in English 

Aprender inglés en la infancia no es un deber, es una experiencia. En Kenguru, l@s padres podemos acompañarles en esta experiencia desde una edad muy temprana y podemos aprender métodos de enseñanza a través del juego y canciones para repetirles en casa cuando tengamos la oportunidad. El momento ideal para que un niño aprenda un idioma de forma natural es antes de los 3 años, cuando muchos pensamos que llevar a un@ bebé a clases de inglés no sirve para nada porque ni siquiera se comunica bien. Cuando su celebro esté preparado, saldrá toda esa información que ha absorbido durante sus primeros años de vida y hablará de forma natural, sin forzarle. 

Si tu peque ya tiene entre 4 y 7 años, no desistas. En nuestras clases os lo pasaréis genial y aprenderéis el idioma mientras realizáis diferentes actividades en inglés. Nada de sentarse a aprender con un libro, aquí se viene a experimentar y a disfrutar de vuestro tiempo juntos, but in English.

Yoga con tu peque 

L@s niñ@s tienen que jugar, ya lo sabemos todos, y la práctica de yoga con tu peque une el juego con técnicas adaptadas de relajación, concentración, mindfulness y equilibrio. Se crea un ambiente seguro y relajado donde aprenden de manera inconsciente mucho sobre la introspección y a expresar su mundo interior. A través del juego también se divierten cantando, haciendo posturas de animales, y repitiendo mantras, mientras trabajamos actitudes positivas y relajadas, disminuyendo posibles tensiones y disolviendo complejos, reforzando los talentos y las cualidades positivas de cada persona. La práctica de yoga mejora también la capacidad de atención de l@s peques y a la vez fortalece todas esas cualidades positivas en su vida diaria, en sus juegos, sus relaciones personales y los estudios. Los beneficios del yoga para l@s niñ@s es evidente, pero también lo es para quién le acompaña a la clase y en su vida diaria.

Baile con tu peque 

El baile es un ejercicio muy completo para mantenernos en forma y esta clase es ideal para enseñarles que esos hábitos saludables también pueden ser divertidos y pasar un ratito moviendo el cuerpo junt@s. No hace falta que tengas ritmo ni conocimientos anteriores. No sientas vergüenza, sigue la coreografía a tu estilo y tu peque también se animará a darlo todo según su edad y capacidad. L@s más bebés irán cómodos en sus mochilas de porteo (o en brazos si así lo preferís), mientras l@s que ya se mantienen en pie tendrán toda la pista para divertirse. Lo mismo bailaréis de la mano una canción clásica, que de repente os encontréis en una discoteca con luces de colores haciendo twerking. ¿Te animas?

Psicomotricidad 

¿Quieres aprender cómo estimular y ayudarle a controlar, de forma sana, sus movimientos corporales? Cada niñ@ lleva su ritmo de aprendizaje y debemos respetarlo, pero podemos ofrecerle ciertos estímulos para ayudarle a desarrollar sus habilidades tanto de psicomotricidad fina como gruesa. Tratamos de buscar un equilibrio entre su desarrollo físico e intelectual. Todos los ejercicios en la clase de psicomotricidad se harán de forma muy controlada, respetando en todo momento al/a la bebé y sus capacidades y su estado de ánimo. El/la bebé deberá vivir libremente esta experiencia y nunca como una obligación. Los acompañantes estaréis allí simplemente para guiarles y observarles, a la vez que aprendéis la forma más respetuosa de favorecer su desarrollo.